Este valiente fotógrafo capturó el momento en que la bestia hundió sus mandíbulas en una jaula en la que estaba buceando a centímetros de su cara, después de confundirla con un trozo de atún.

Alex Suh, de California, EEUU visita Isla Guadalupe, México, todos los años para estudiar el comportamiento de los grandes tiburones blancos. Pero esta vez es lo más cerca que ha estado de sus dientes.

Dice que no estaba asustado en absoluto por su seguridad y que estaba mayormente preocupado por la posibilidad de que el tiburón quedara atrapado.

Alex dijo: "Estaba tomando imágenes con mi equipo de cámara submarina cuando un gran tiburón blanco vino a alimentarse de trozos de atún que están atados a una línea de separación".

"El tiburón iba por el atún y puso los ojos en blanco, un instinto normal para proteger a sus ojos vulnerables. No pudo ver la jaula cuando agarró el trozo de atún y la golpeó con fuerza mientras trataba de comer".

"El tiburón terminó usando la jaula como palanca para tragar el atún y luego se alejó nadando", explico Alex.

"Estaba haciendo lo que hace naturalmente al comer pescado muerto o moribundo. Sin los tiburones, nuestros océanos y arrecifes se arruinarían si no limpiaran el océano de animales muertos y enfermos; las aguas seguirían contaminadas por la descomposición".

VER MÁS: Un tiburón intenta devorar una tortuga

Leer más

VER MÁS: Encuentran un diente de megalodón

Leer más

VER MÁS: El tiburón zombie en descomposición

Leer más