Imágenes extraordinarias capturan el momento en que una pitón devoró a un ave curabunda mientras colgaba del techo de una casa australiana.

El vídeo muestra a la serpiente colgando su presa sin vida de la antena de televisión sobre una casa de Kingscliff en Nueva Gales del Sur. Cathy Gall, de 60 años, salió afuera para alimentar a su perro el miércoles por la mañana cuando fue testigo de este brutal despliegue de la naturaleza.

Cathy dijo: “Recuerdo haber visto este bulto en la antena y haber pensado; '¿Qué demonios es eso'?"

El vídeo ha acumulado miles de visitas y comentarios de todo el planeta, muchos de los cuales declaran que el cliché sobre la vida silvestre australiana ha sido bien confirmado.

Las pitones alfombra son la especie de serpiente más grande de Australia y pueden crecer hasta ocho metros de largo.

Aunque no son venenosas, pueden infligir una picadura dolorosa e incluso hay evidencias de que pueden llegar a comerse animales tan grandes como canguros.

VER MÁS: Instalan un espejo en medio de la selva