Un conductor iba en su coche por las calles de Samut Songkhram, una ciudad cercana a la capital de Tailandia, Bangkok, cuando estacionó en un área de servicio. Somchai Boonme, de 30 años, levantó el capó de su coche para cambiar el agua cuando descubrió algo raro en su interior. Al lado del filtro del aire vio algo que no correspondía al motor, concretamente un animal que se había colado. Inmediatamente, el conductor llamó a los servicios de emergencia para que estos retiraran al inesperado pasajero de su Chevrolet Aveo negro.

El personal de emergencias retiró del vehículo de Boonme al enorme pasajero. Para hacerlo, el servicio de emergencias tailandés utilizó un gancho y también tiró con sus propias manos del animal mortal. La alimaña se encontraba acurrucada en un pequeño espacio cercano al filtro del aire, y era casi imperceptible. Afortunadamente, el operario de emergencias fue capaz de sacar el animal en pocos segundos del interior del coche.

Después de extraer al pasajero del motor del coche de Boonme, el servicio de emergencias depositó la alimaña en una bolsa de basura, para deshacerse del animal y que no supusiera ningún peligro. Tras el incidente, el conductor explicó que ‘había estado conduciendo sin saber que había' un animal en el motor del automóvil. Además, el Somchai Boonme se alegró al ver que la alimaña intrusa en su coche había sido capturado sin causar ningún desperfecto. Esperemos que el conductor no se olvidara de cambiar el agua de su motor, razón por la cual estacionó en el área de servicio en un principio.

© Newsflare

VER MÁS: ¡Impresionante!

VÍDEO: Explota un gigantesco grano que llevaba 25 años creciendo en la espalda de su padre