Dylan Balog, un experto en saltar desde puentes, capturó con su GoPro su salto más vertiginoso salto desde un puente a una altura de 32 metros en Masontown, West Virginia (Estados Unidos).

Balog se subió a la estructura y, antes de lanzarse al río, lanzó tres piedras al agua para romper la tensión superficial y así tener un lugar en el que poder caer de forma segura.

"Estaba muy nervioso por este salto, como me pasa siempre", aseguro Balog que añadió "No puedes hacer que los nervios gobiernen tu vida. Una vez estaba en lo alto del puente no había vuelta atrás. Todo se acabó en pocos segundos por lo que perdí el miedo bastante rápido".

VER MÁS: Cae a un estanque lleno de caimanes hambrientos