Esta vlogger rusa de 35 años lleva cuatro años dejándose las uñas largas hasta que ha conseguido batir el récord de las más largas de Rusia con 12 cm. Elena Shilenkova, de San Petersburgo, quería ganar una apuesta, "Tuve una apuesta con una amiga y esa fue la razón de que empezará a dejarme las uñas largas".

Siempre ha tenido uñas largas desde la adolescencia pero ahora las tiene tan largas que está constantemente preocupada de que se puedan romper. "A veces se empiezan a agrietar o se rompen un poco, entonces pego el trozo que se ha caído a la uña", ha explicado Elena.