Los visitantes quedaron horrorizados en un zoológico de Ámsterdam en Países Bajos cuando vieron una escena de lo más brutal.

Un mono babuino empezó a perseguir a un par de patitos mientras su madre trataba inútilmente de protegerlos. Finalmente logró hacerse con ellos para arrancarles la cabeza de un mordisco a cada uno.

 

Uno de los visitantes fue el que grabó estas fuertes imágenes entre los gritos y lamentos de los niños y familias que estaban viendo la escena.

Si bien el incidente puede resultar impactante, los biólogos señalan que los babuinos son omnívoros, por lo que comen regularmente carne en la naturaleza, al igual que los gorilas, orangutanes y chimpancés.

VER MÁS: Un mono arranca un top

VER MÁS: Chimpancés escapan de un zoo