Jyah Elliott estaba pasando un día de pesca con su padre en una playa del sur de Australia. El pequeño de nueve años paseaba por una de las dunas de la playa cuando encontró la botella de cristal con la carta en su interior.

El padre de Jyah Elliott describió la botella como una botella hecha de cristal, tapada con una tapa redonda y blanca. Según el padre del joven la botella sería de unos 15,24 cm.

El descubrimiento de la carta entusiasmó mucho al joven y quería abrirla al instante para ver su contenido, pero le fue imposible porque no podía meter los dedos para sacar la carta. Por esto terminaron rompiendo la botella para leerla.

La carta fue escrita por Paul Gilmore cuando tenía 13 años en 1969. El joven Elliott se sorprendió al leer el mensaje y decidió escribir una carta a Paul que ahora tendría unos 63 años.

La familia Elliott está intentando encontrar a Paul Gilmore y por eso han colgado una fotografía de la carta en Facebook, recibiendo numerosos comentarios al post.