Te sorprenderá ver cuánto este hombre de Nepal llamado Surya Prasad Lamichhane ama a sus abejas. Al apicultor de 34 años le gusta tanto estar con sus abejas que les permite acomodarse en su cara y su pecho. Asegura que no le molestan y que es feliz soportando el dolor punzante de sus picaduras.

El apicultor de Kaski, Nepal, sorprende a sus trabajadores y a los aldeanos cuando se sienta con aproximadamente 30.000 abejas desde la cabeza hasta el pecho.

Él aguanta todo el proceso de hacer que las abejas se sienten sobre él hasta dos horas. Espera romper el récord mundial de horas seguidas cubriéndose con miles de abejas.

El apicultor cubre su cuerpo con miel y luego deja que las abejas se asienten en su cuerpo, y se asegura de permanecer lo más quieto posible durante toda la extraña práctica para evitar problemas.

En el vídeo puedes ver como las abejas cubren su cuerpo y como hace al final para quitárselas todas de encima.

VER MÁS: Encuentran un nido gigantesco de avispas

VER MÁS:¡Hay un panal en esta foto!