Una calavera misteriosa que parece no tener cuencas oculares apareció en una playa en Lincolnshire, lo que provocó un debate un debate en redes sociales sobre a qué tipo de animal podría haber pertenecido.

El cráneo, que fue descubierto en la Reserva Natural Nacional de Gibraltar Point, fue encontrado por una mujer que paseaba a su perro y recogía basura, según el Lincolnshire Echo.

Cuando encontró el espécimen espeluznante, según los informes, "no podía creer lo que veía".

Las consultas iniciales de The Independent incluyeron la sugerencia de un veterinario de Londres de que el cráneo podría pertenecer a los restos de un perro braquicefálico, como un bulldog francés o un pug, que tienen caras planas y hocicos cortos.

Finalmente la respuesta, que puedes ver en el vídeo, llegó cuando expertos del Museo de Historia Natural y el Museo Grant identificaron positivamente el espécimen.

VER MÁS: ¿Qué es esta misteriosa criatura?

VER MÁS: ¿Qué demonios es esto?