Una fotógrafa de vida silvestre ha capturado el salvaje momento en que una gaviota se tragó un conejo entero.

Irene Méndez Cruz, vecina de la ciudad británica de Bristol, viajó a la isla de Skokholm, situada en el extremo occidental de Gales, para documentar la vida de las aves marinas en su hábitat natural, cuando los guardias ambientales del lugar le advirtieron sobre la extraña e inquietante conducta de las gaviotas.

Irene luego se dispuso a grabar como una gaviota cazaba un conejo y terminó grabando el brutal momento en que el ave se tragó al mamífero entero después de haberlo matado.

"Me quedé conmocionada, pero es el círculo de la vida", expresó la fotógrafa, añadiendo que "las imágenes podrían parecer algo perturbadoras", pero "esa gaviota tiene que comer algo y tiene pequeños polluelos que alimentar".

"Los gaviones atlánticos son las gaviotas más grandes del mundo y, en esta isla, están en la cima de la cadena alimenticia", explicó.

VER MÁS: Búfalo escapa con vida de unos leones

VER MÁS: Pelea por comerse un alce