Una ola arrolló a una familia mientras intentaba cruzar la playa corriendo. Barry Udall estaba con algunos familiares y amigos disfrutando de la playa Goat Rock en California el 27 de noviembre cuando el océano intentó atraparlos.

En un intento desesperado de no mojarse, el grupo de seis corrió por la arena negra como el azabache cerca de los acantilados. Incapaces de escapar del agua cinco miembros del grupo fueron alcanzados por la fuerza del oleaje y sólo uno consiguió escapar de la furia del mar.

Estas cinco personas sufrieron un revolcon, acabaron completamente mojadas pero parece que no sufrieron ningún daño o herida grave.

VER MÁS: Estaba posando para una foto