El fotógrafo de vida salvaje Ian Redmond grabó el interior de la remota cueva de Kitum en el oeste de Kenia, hogar de muchas criaturas, incluidos miles de murciélagos.

Redmond comentó después de la grabación: "Después de pasar un total acumulado de 6 meses (durante varios años) viviendo en #KitumCave, estudiando los famosos colmillos de troglodita del Monte Elgon, #Kenya, estoy muy cómodo con los murciélagos".

Las paredes son ricas en sal, y animales como los elefantes se han adentrado en la cueva durante siglos en busca de sal. Los elefantes usan sus colmillos para romper pedazos de la pared de la cueva que luego mastican y tragan, dejando las paredes rayadas y surcadas; sus acciones probablemente han ampliado la cueva con el tiempo.

"Lo que hace que estas cuevas sean extraordinarias es que la mayor fuerza de erosión que las creó son los elefantes, los colmillos sobre las paredes de las cuevas ricas en minerales".

"El piso de la cueva está alfombrado en lugares con excremento de elefante, por lo que las moscas y las polillas deben encontrarse ocasionalmente en estos palacios de cristal", ha añadido.

VER MÁS: ¡Atrapado!