Las avispas "chaqueta amarilla" suelen formar colmenas de gran tamaño, llegando a estar formadas por hasta un millón de estas. Las agrupaciones de este tipo de avispas son bestiales y nos dejan con escenas terroríficas para los más miedosos.

A Jude Verret le dijeron que había un coche abandonado en la parte trasera de una casa, en el sur de Louisiana, y que podía haber una colmena de avispas en el interior.

Nada más escuchar el zumbido de la colmena y ver que se había distribuido por todo el interior del coche, desde los asientos traseros hasta los delanteros, supo que se trataba de un nido de chaquetas amarillas.

Jude grabó a través de la ventana del piloto el interior del coche, mostrando la cantidad de avispas que había allí y cómo algunas ya habían comenzado a meterse en el interior de las rendijas de ventilación. Tras grabarlas durante unos segundos las chaquetas amarillas comenzaron a volar cerca de la cámara de Jude Verret.

El apicultor dijo que dentro del coche debían haber un millon de avispas, aunque podían haber muchas más y que el nido debería tener unos dos años. El coche estaba fuera de la propiedad y esto significa que los humanos no han molestado a las avispas.

“Estas avispas no son agresivas, solamente defienden su hogar cuando es amenazado. Solo empezaron a volar fuera del coche cuando una avispa se chocó contra mi cámara y el resto enloqueció”, dijo Jude Verret.

VER MÁS:

Encuentran un nido gigante de avispas del tamaño de un coche

En esta foto hay un panal de abejas escondido y la gente está flipando al descubrirlo