Raghunath Mohanty, que vive en un pueblo cerca de Puri, en el este de la India, había dejado unos viejos calcetines en un almacén y se había olvidado de ellos.

El 25 de mayo, se dispuso a limpiar el almacén y tirar la basura que se había acumulado. Cuando levantó los calcetines encontró algo pesado y agitado por dentro. Sospechando que era una serpiente, llamó a Snake Helpline, que envió a un voluntario, Susant Kumar Behera, a su casa.

Cuando Behera intentó comprobar, una cobra se asomó. Al darse cuenta de que una serpiente mortal se había refugiado dentro, Behera levantó con cuidado los calcetines abandonados junto con la serpiente y la metió dentro de una bolsa. Después lanzó en un bosque cercano más tarde.

El fundador de Snake Helpline, Subhendu Mallik, dijo: "Acumular basura siempre es una invitación para que las ranas y las ratas se refugien y las serpientes las siguen. Los calcetines viejos, aunque no sirven para ningún humano, proporcionaron un excelente escondite para la cobra".

© Newsflare / NewsCrunch1

VER MÁS: Jugando con serpientes