La posibilidad de desplomarse en el aire a partir de 4.500 metros puede marear a la mayoría de las personas, pero para el experto en salto base y traje aereo Espen Fades, de 39 años, es una oportunidad que no puede desaprovechar.

El noruego viajó al Algarve en Portugal el mes pasado para filmar a Daniel Ossio, el "wingsuiter" que vemos en el vídeo.

Flotando sobre el avión, en la imagen, Daniel se mueve rápidamente a lo largo de la punta del ala, alineando perfectamente con la aeronave. Las espectaculares imágenes grabadas por Espen están dando la vuelta al mundo

Espen dijo: “Daniel Ossio quería volar cerca de un avión. Daniel me preguntó si quería participar y, por supuesto, no pude rechazar la oferta, fue la experiencia de mi vida".

El salto requería una sincronización y coordinación precisas entre todos los aviadores y el piloto del avión, ya que el error más pequeño habría resultado en un desastre fatal.

Espen dijo: "El avión parece mucho más grande y más aterrador cuando estás en caída libre al lado, pero en realidad volaba muy estable, como una roca".

VER MÁS: Salta de un puente sin arnés