Un buzo nadó junto a cientos de tiburones martillo mientras se movían casualmente contra una fuerte corriente oceánica.

Un productor de Hollywood se sorprendió al presenciar una escena submarina que parecía sacada de una película de gran presupuesto cuando recientemente se fue a bucear en Elephant Rock, cerca de las Islas Galápagos.

Mientras buceaba, Todd Kortte, de 48 años, presenció el extraño espectáculo de cientos de tiburones martillo aparentemente inmóviles bajo el agua.

La razón de su falta de movimiento se debía a que el banco de tiburones estaba atrapado en una corriente submarina increíblemente fuerte.

Todd dijo: "Me quedé muy impresionado. Se escuchó este rugido de los tiburones que nadaban y estaban a pocos metros de distancia. Pude presenciar un poderoso despliegue de la naturaleza".

"La corriente era extremadamente rápida. Tuve que aferrarme a las rocas volcánicas para no ser arrastrado al banco de tiburones martillo ".

Pero el buzo experimentado explicó por qué los tiburones, que se sabe que siempre están en movimiento, estaban felices de flotar quietos en un solo lugar, "La fuerte corriente les da algo para avanzar sin cubrir largas distancias ni cansarse antes de la caza por la noche".

"La corriente ayuda a empujar el agua a través de las branquias, llevando oxígeno a los tiburones. Es una especie de área de preparación hasta la caza nocturna en aguas más profundas. Estuvieron parados allí varias horas", aseguró Kortte.

VER MÁS: Un tiburón muerde a un buceador

VER MÁS: Este sorprendente vídeo se vuelve viral

VER MÁS: El monstruo del lago Mesters