Tarni Roebuck, de 27 años, tiene una forma inusual de desestresarse colocándose arañas en la cara. Roebuck, de Queensland, Australia, se interesó por primera vez en estos invertebrados hace unos cuatro años y ahora tiene una cuenta de Instagram con 20.000 seguidores dedicada a su amor por las arañas y otros bichos.

Si bien puede parecer terrorífico para la mayoría, Roebuck dice que encuentra que dejar que las criaturas se arrastren sobre ella es casi terapéutico.

Ella dijo: "Me siento relajada y a menudo emocionada, especialmente si manejo una de mis especies favoritas o una araña particularmente grande. Pasar tiempo con las arañas es algo que amo absolutamente, y también me ayuda a desestresarme y recordar disfrutar de mi entorno".

La mayoría de los vídeos los graba en su casa o en su jardín, pero ella siempre está armada con su teléfono y en busca de arañas en caso de que surja la oportunidad de un nuevo video.

Si bien puede parecer peligroso, y todas las arañas que maneja son venenosas, ninguna de ellas tiene veneno que pueda causar serios problemas médicos a los humanos.

Roebuck aseguró que nunca ha sido mordida por una araña. Ella también cree que la mejor manera de superar una fobia a las arañas es acercarse a ellas, diciendo: “Si quieres superar el miedo a las arañas, mi consejo es comenzar observándolas.

VER MÁS: ¡Terrorífico vídeo!

VER MÁS: Tiene un ciempiés como mascota