Han surgido imágenes fascinantes de buceadores que exploran las aguas cristalinas entre dos continentes. Las imágenes fueron grabadas en Silfra, una fisura que pertenece al borde divergente entre las placas tectónicas de Norteamérica y Eurasia.

Lidija Jovisic, es gerente de proyectos en Dive.Is y dirige muchos tours de buceo en estas aguas de Islandia.

Ella explicó: "El vídeo de buceo al principio muestra algunos sitios turísticos populares, como Gulfoss y Geysir".

"Además, recorre las placas tectónicas del parque nacional Thingvellir y la fisura submarina, Silfra".

Se dice que el agua es tan clara que las personas pueden ver fácilmente 100 metros frente a ellos, lo que les permite apreciar las vistas panorámicas correctamente.

La formación de Silfra y el valle de Thingvellir es consecuencia de la corriente tectónica de las placas norteaméricana y eurasiática. Cada año, las placas se separan una distancia adicional de 2 cm, lo que da lugar a un incremento de la tensión entre las placas y la masa de tierra superior.

VER MÁS: Encuentro entre una orca y un buceador