El mar es uno de los misterios al que el ser humano en pleno siglo XXI todavía tiene pendiente enfrentarse. En las profundidades de las aguas aguardan aun hoy misteriosas criaturas esperando ser descubiertas y especies escasamente comunes que no creeríamos que existen.

La buceadora rusa Anna Sherstoboeva ha encontrado en el mar rojo una de esas criaturas que suscitan curiosidad no solo por el hecho de su forma y tamaño sino por ser una especie poco común.

Se trata de una vaca marina o dugong que ha avistado y tuvo la oportunidad de grabar en la bahía de Abu Dahab, en Egipto. Estos animales son conocidos por su naturaleza pacífica ya que felizmente permiten que los buzos se acerquen a ellas.

Muchos buzos esperan ver un dugong pero son difíciles de encontrar debido al cada vez más escaso número. Esta especie no teme a los buzos y dejan que los humanos se acerquen tranquilamente a ellos.

Anna reconoce que ha sido especial encontrarle ya que no hay muchos ejemplares de esta especie. "Es una gran suerte ver un dugong en el Mar Rojo ya que no quedan muchos", ha dicho.

Advierte que el animal puede llegar a ser cercano pero si no está a gusto se alejará. "No le temen a los buzos y te permiten acercarte mucho. Pero si no le gustas nada, puede nadar muy rápido con solo mover la cola. Son nadadores perfectos", ha explicado.

"Conocer un dugong es un sueño para muchos buzos y fotógrafos submarinos. Este es un animal muy raro e inusual", ha concluido.

VER MÁS: ¡Alucinante!