Joe Petrovich, que trabaja como pavimentador, estaba pescando con arpón sus amigos cuando un tiburón de 4.5 metros se le acercó.

Estaban en un pequeño bote a dos millas de la costa en Burns Beach el sábado 7 de septiembre cuando vieron un banco de pargos y decidieron acercarse.

Poco después de meterse en el agua, el tiburón vio a Joe y comenzó a dar vueltas a su alrededor. El tiburón intentó morderle pero Joe usó su arpón para defenderse del brutal animal e intentar espantarlo.

"Me estaba siguiendo, me estaba acechando todo el camino, tratando de encontrar una debilidad en mi defensa", dijo Joe.

"Estaba viniendo hacia mí desde muchas direcciones diferentes, el lado izquierdo, el lado derecho y desde abajo", aseguro el buceador. Joe finalmente llegó a la popa de su bote ileso, pero con parte de su aleta mutilada.

Sus compañeros de pesca habían sido totalmente ajenos a la lucha de vida o muerte. Una vez en el bote, Joe alertó a sus amigos sobre el peligro cercano.

El tiburón siguió acechando alrededor del bote durante otros 10 minutos antes de que los amigos se fueran rápidamente de vuelta a la costa.

Joe ha explicado a medios australianos que no piensa dejar que el susto del tiburón le impida volver a entrar en el mar, una vez que haya procesado el hecho de que tuvo suerte de escapar de este ataque.

VER MÁS: ¡Mordió su pierna!

VER MÁS: ¿Un zombie?