Katarina Zarutskie es una estudiante de 19 años que lleva trabajando como modelo desde los 19 años. También comparte consejos de belleza y lifestyle en su cuenta de Instagram donde acumula 25.000 followers.

Recientemente fue de viaje a las Bahamas con su novio y su familia donde se sacó muchas fotos espectaculares.

Un día vio una piscina de tiburones nodriza y quiso sacarse una foto con ellos. Había visto en Instagram fotos de gente bañándose con este tipo de tiburones y decidió probar.

Los tiburones nodriza son criaturas calmadas que no suelen atacar a los humanos. Pero esta vez no fue así, Katarina se llevó un mordisco en la muñeca y uno de los mayores sustos de su vida.

Finalmente salvó su mano y se encuentra recuperándose poco a poco del mordisco. Además ha tenido que tomar numerosos antibióticos para contrarrestar las bacterias que podía llevar el tiburón.