El joven originario de la ciudad de Urumchi, región de Sinkiang, se tragó hace un año una cuchara de 20 centímetros durante una borrachera. Según el comunicado emitido por el Hospital de Sinkiang, el paciente Zhang llegó con un fuerte dolor en el pecho y con dificultad para respirar. Tras realizarle diversos estudios se dieron cuenta de que tenía una cuchara de 20 centímetros atascada en su esófago.

Foto de la cuchara | Agencias

El joven declaró que durante una borrachera hace más de un año apostó con sus amigos que podía tragarse una cuchara. Al no notar molestias no acudió al médico y la dejó ahí. Sin embargo hace unos días recibió un golpe y comenzó a sentir molestias.

La cuchara ponía en peligro la vida de Zhang, por lo que los doctores optaron por extraerla de inmediato, para que no le causara más problemas. Los médicos le aplicaron anestesia general y después de dos horas operación, le lograron sacar la cuchara sin causarle daños en sus órganos.

Foto del paciente | Hospital de Sinkiang