La colección de porno de un japonés quedó en evidencia ante su madre luego del sismo de magnitud 6.1 que sacudió el la ciudad de Osaka el pasado junio.

"Por culpa del terremoto, los fanzines eróticos que había acumulado quedaron expuestos a mi mamá", escribió el apenado dueño en su cuenta de Twitter (@dopamn).

 

El mensaje del hombre pronto se viralizó en la red social, donde otros usuarios lamentaron la situación del coleccionista y le recomendaron que, para la próxima, la guarde bajo llave, informó el sitio local de noticias Sora News24.

Algunos usuarios más compartieron imágenes de los daños que sufrieron sus propias colecciones de ánime y otros objetos debido al sismo, en un intento por reconfortar al afectado.