Krystina Butel, de 32 años de edad y proveniente de Inglaterra, ha gastado más de 200.000 euros en diversas cirugías plásticas, con la única de intención de parecerse a una caricatura que hicieron de ella. El dibujo se lo hicieron cuando Butel estaba de vacaciones en Ibiza, España, a los 15 años de edad, ‘Cuando vi la caricatura por primera vez, me puse muy celosa. Era tan glamorosa. Era todo lo que yo quería ser’.

Entre las distintas operaciones que se ha realizado esta un bypass gástrico gracias al cual perdió 70 kilos, cinco aumentos de pecho y un relleno de labios. Esta empresaria se ha costeado estas operaciones gracias al gimnasio y la peluquería de los que es dueña.

Su novio, el entrenador Andy Jaimeson, ama su look y está ayudándola a conseguir el cuerpo de sus sueños también en el gimnasio. “Cuando me veo ahora en el gimnasio siento que mis sueños se han hecho realidad”, afirma Krystina.