Internet está lleno de contenido y podemos pensar que ya lo hemos visto todo, pero quizá nos equivocamos. Un tuitero ha compartido un vídeo que se ha convertido en viral por una simple razón: es realmente sorprendente. El protagonista es un insecto que corre por un folio y su recorrido pasa a depender de un bolígrafo.

Resulta difícil de creer pero ocurre lo siguiente: una mano de una persona pinta una línea curva o recta varios centímetros por delante del bicho y cuando éste se la encuentra se detiene e intenta cambiar su rumbo. El boli va cercándolo hasta que el insecto es capaz de superar la barrera invisible y traspasa una de las rayas.

 

El vídeo, publicado por @IncestPrincess, ha sido compartido más de 83.000 veces y ha recibido más de 228.000 me gusta. Sin embargo, él mismo afirma que el verdadero autor de este vídeo es Adrian Kozakiewicz, un criador de insectos europeo que comparte en Instagram a menudo fotografías y vídeos fascinantes y escalofriantes a la vez.