Una expedición de investigadores viajo hasta el Erta Ale, un volcán del Cuerno de África situado en una remota región de Etiopia. Querían encontrar la respuesta a dos cosas ¿Se puede tirar basura a un volcán? y ¿Qué pasaría un hombre se cae dentro de un volcán?.

Para ello los investigadores arrojaron 30 kilogramos de desechos orgánicos en el lago de lava del cráter del volcán y desencadenaron una pequeña erupción volcánica. La basura ganó la suficiente energía cinética para atravesar la piel de roca fundida, interrumpir el equilibrio del lago y hacer que el volcán estallara con violencia, explicaron.

Indicaron que ocurriría lo mismo si te lanzaras al vacío desde la cima del volcán, flotarías brevemente en el magma y después arderías inevitablemente causando una erupción.