Los creadores del canal de YouTube The Slow Mo Guys llevan ocho años sorprendiendo a todo el mundo con sus videos a cámara lenta y ya acumulan más de 11 millones de suscriptores.

Una de sus últimas aventuras en volverse viral les ha llevado a un túnel de viento. De alguna manera los Slow Mo Guys lograron pasar tiempo dentro de un túnel de viento a gran escala para ver cómo se comportarían sus cuerpos y objetos cotidianos en ráfagas de hasta 120 kilómetros por hora.

 

En el espectacular vídeo se puede ver como convierten un pequeño condón en un 'calcentín gigante' y hasta logran usarlo para propulsarse.