Liopardo » Ni de coña

RUSIA

Ponía ruidos de caballos de madrugada a todo volumen para molestar a sus vecinos y ahora pasara tres años y medio en la cárcel

El vecino ruso llevaba más de 80 denuncias acumuladas desde hacía dos años.

Caballo

Pixabay Caballo

Publicidad

Yuri Kondratyev, un hombre ruso de 47 años, ha sido condenado a 3 años y medio de cárcel tras sucesivas denuncias por molestar a sus vecinos durante dos años reproduciendo ruidos de caballos a un volumen altísimo. Los ruidos se daban de madrugada y los residentes no podían descansar, tachando la situación de "tortura" psicológica.

Este acto de venganza comenzó cuando cuando Yuri se quejó por los ruidos que hacía uno de los hijos de sus vecinos durante el día. Dado que no quedó satisfecho con la resolución del conflicto, comenzó a responder con los ya habituales ruidos ecuestres en la madrugada. Dado el elevado volumen de reproducción, esto no molestó exclusivamente a los vecinos en cuestión, sino al resto de comunidad, que nada tenía que ver con el enfrentamiento.

A partir de entonces, la bola de nieve se hizo cada vez más grande: los residentes de la comunidad, desesperados, comenzaron a poner denuncias a la policía, e incluso pidieron su ingreso en un centro psiquiátrico. Yuri, declarado mentalmente sano, se negó a pagar las multas e introducía informes psiquiátricos que le declaraban sano en los buzones de sus vecinos.

80 denuncias después, fue detenido por la policía y condenado a 3 años y medio de cárcel por daños mentales y físicos a terceros, así como por incumplimiento de la ley.

 

Publicidad