Durante un vuelo que cubría la ruta entre las ciudades chinas de Xi’an y Yinchuan, la pareja de una azafata de vuelo se puso de rodillas en el pasillo de la cabina y le propuso matrimonio a ésta. La asistente de vuelo, entre lágrimas, aceptó la petición de mano mientras que los pasajeros aplaudían conmovidos.

 

Sin embargo, la historia no acabó del todo bien. La empleada fue despedida de su trabajo después de este suceso. Según ha informado Fox News, la aerolínea comunicó a la joven su cese por carta.

La azafata, que desconocía las intenciones de su novio, ha explicado a Asia One que la aerolínea la despidió alegando que había sido una "irresponsable". Además, detallaron que "el comportamiento romántico de cáracter privado causó confusión entre los pasajeros".

En redes sociales, algunos tachan el despido de "inhumano", mientras que otros argumentan que tratar "asuntos privados" en el trabajo es algo reprochable. ¿Tú qué opinas?