Liopardo » Ni de coña

SORPRENDENTE

Un pescador sobrevive tras ser engullido por una ballena jorobada

Michael Packard inicialmente que era un gran tiburón blanco lo que lo había tragado.

Ballena

Pixabay Ballena

Publicidad

El buceador y pescador de langostas Michael Packard, de 56 años, se había sumergido por segunda vez durante la misma jornada en búsqueda de sus presas, este viernes, cuando fue tragado por una ballena jorobada cerca de la costa del pueblo de Provincetown, ubicado en la punta del cabo Cod (Massachusetts, EE.UU.), según informan medios locales.

Su embarcación, el "Ja'n J", estaba frente a la playa de Herring Cove y rodeado por una flota de botes que capturaban lubinas rayadas. Los buzos comerciales de langostas con licencia literalmente arrancan langostas del fondo arenoso, y cuando Packard, de 56 años, se zambulló, vio bancos de lanzas de arena y rayas nadando.

En algo verdaderamente bíblico, Packard fue tragado entero por una ballena jorobada. "De repente, sentí este gran empujón y lo siguiente que vi era completamente negro", recordó Packard el viernes por la tarde después de su salida del Hospital Cape Cod en Hyannis.

"Podía sentir que me estaba moviendo y podía sentir a la ballena apretando los músculos de su boca", dijo.

Inicialmente, Packard pensó que estaba dentro de un gran tiburón blanco, pero no podía sentir ningún diente y no había sufrido ninguna herida obvia. Rápidamente se dio cuenta de que había sido tragado por una ballena.

Equipado con equipo de buceo, luchó y la ballena comenzó a sacudir la cabeza para que Packard se diera cuenta de que no le gustaba. Calculó que estuvo en la ballena durante 30 a 40 segundos antes de que la ballena finalmente saliera a la superficie.

"Vi luz y él comenzó a mover la cabeza de un lado a otro, y lo siguiente que supe fue que estaba afuera en el agua", dijo Packard.

Packard fue dado de alta del Hospital de Cape Cod el viernes 11 de junio por la tarde con lo que describió como “mucho daño en los tejidos blandos” pero sin huesos rotos. Dijo que volvería a bucear tan pronto como se curara.

VER MÁS: ¡Nadando junto a un tiburón ballena!

Publicidad