El niño belga ha logrado graduarse en la escuela secundaria a la edad de 8 años después de completar seis años en aproximadamente 18 meses. Su siguiente paso es entrar en la universidad, pero lo hará en septiembre, después de pasar dos meses de formación.

Según explicaron sus padres a la radio belga RTBF, el menor tiene un coeficiente de inteligencia de 145, lo que ha facilitado a terminar sus estudios antes de tiempo. De acuerdo con la declaración de sus progenitores, el niño ya apuntaba maneras de pequeño cuando sus padres empezaron a notar que no tenía mucho interés en los juguetes y le costaba relacionarse con otros niños de su edad.

Si se le pregunta por su asignatura favorita, Simons no tiene duda: las matemáticas y la explicación es sencilla: "porque es muy amplia, hay estadística, geometría, álgebra..."