Una niña de 11 años evitó ser secuestrada en San Tan Valley, estado de Arizona, gracias a una palabra clave que le habían enseñado sus padres para estos casos de emergencia.

La menor caminaba junto a un amigo la tarde del miércoles pasado cerca de un parque en San Tan Valley, cuando una persona que conducía una camioneta se les acercó para ganarse la confianza.

El hombre le dijo a la chica que sus hermanos habían tenido un grave accidente y que ella debía acompañarlo. La menor recordó un consejo de su madre y le pidió al hombre que le proporcionara la "palabra clave". El hombre no la sabía y temeroso de que la niña se pusiera a gritar y le descubrieran se escapó del lugar.

Brenda James, la mamá de la niña, contó a la BBC que había escuchado el uso de esa técnica y decidió aplicarla. La familia no ha querido divulgar cuál fue la palabra que ayudó a la pequeña a escapar del adulto.

En la oficina del alguacil local están buscando al hombre, mientras los agentes destacan la conducta ejemplar de los padres de la niña por enseñarle esta sencilla forma de protegerse.

"Esperamos que al divulgarse esta noticia otros padres se animen a tener una conversación similar y creen un plan con sus hijos para que sepan qué hacer si se encuentran en una situación parecida", afirmó el alguacil del condado de Pinal, Mark Lamb.