El pasado viernes, antes de Navidad, los médicos informaron a Harold McDowell de 85 años, de que su mujer había superado el cáncer después de múltiples cirugías por cáncer de hígado y colon. Pero la suerte le llego de manera doble a este jubilado y a su mujer cuando al día siguiente se fueron a celebrar a un casino en Atlantic City, donde terminaron ganando nada más y nada menos que un millón de dólares.

Harold, de Lakewood, New Jersey, superó las probabilidades 1 a 20 millones con su apuesta de 5 dólares y comprobó que su escalera de diamantes le había hecho ganar un millón de dólares.

"Me quedé sentado allí como un idiota", confeso a The New York. "Desde luego la mejor noticia era la salud de mi mujer; el dinero al fin y al cabo no es lo más importante", agregó.

"Probablemente nuestras vidas seguirán siendo iguales, prácticamente. Pero podríamos mejorar la de nuestros hijos. Así que a lo mejor nos vamos de crucero y ya está", sentencio un exultante Harold.

VER MÁS: Una chica graba la reacción de su abuelo cada vez que va a visitarlo