Una mujer mordió los testículos de un camello en un pequeño zoológico de carretera, y fue citada por allanamiento criminal, según informa el Baton Rouge Advocate.

La mujer, residente de Florida, estaba paseando a su perro con su novio tranquilamente. En un momento su perro se escapó y se metió en el recinto del camello Caspar en el zoo de carretera Tiger Truck Stop en Grosse Tete, Luisiana.

Ella le dijo a los agentes que mordió al camello de casi 300 kilos cuando este se sentó sobre ella.

"Ella dijo que había mordido sus testículos para quitárselo de encima", dijo al periódico el diputado de la Parroquia de Iberville, Louis Hamilton Jr.

Le entraría miedo de morir aplastada y recurrió a lo primero que se le ocurrió para espantar al gigantesco animal. La joven tuvo que ser hospitalizada pero sin lesiones de gravedad.

Los diputados la convocaron a ella y a su esposo por el cargo de traspasar propiedad privada y por no tener a su perro con una correa, informó The Advocate.

"El camello no hizo nada mal. Fueron ellos los que le provocaron mientras estaba haciendo su vida normal", aseguro Hamilton.

Por su parte Pamela Bossier, la encargada de este pequeño zoo, ha asegurado que ni el tigre ni el camello ni ninguno de los otros animales habían atacado nunca a nadie.

VER MÁS: ¡Curioso!