Liopardo » Ni de coña

SORPRENDENTE

La extraña 'barba' en una pared que nunca deberías tocar

Si te encuentras una piedra, un árbol o una pared llen de esta especie de pelos hay un motivo por el que no deberías tocarla.

Publicidad

A simple vista parece como si a la pared, o al árbol en los que se suelen encontrar, le hubiera salido una barba. Pero nada más lejos de la realidad. No son pelos, sino algo más inquietante: arañas.

Se trata de opiliones, un tipo de araña que suele acumularse por miles en paredes de piedra, rocas y árboles, si bien no son venenosas, ni siquiera pueden tejer telas de araña. Son animales carroñeros, cuyo peculiar comportamiento aún no se ha podido explicar, publica Gizmodo.

A menudo se les confunde con las típicas arañas domésticas de patas larguísimas que anidan en nuestros hogares porque también tienen ocho patas, pero el parecido termina ahí.

Se cree que lo hacen para protegerse de depredadores y para mantener su temperatura corporal cuando llega el frío. Si se separa del grupo, los opiliones regresan poco a poco hasta unirse de nuevo.

 

Publicidad