Un hombre se coló en el Wellington Zoo en abril de este año e intento robar uno de los monos ardilla para llevárselo a casa y regalárselo a su novia.

El juicio está teniendo lugar ahora mismo en la ciudad de Wellington y el acusado se enfrenta a cargos de robo y violencia, informa el New Zealand Herald.

John Owen Casford, de 23 años, dijo que iba muy colocado cuando se coló en el zoo la noche del 7 de abril. Se coló en el zoo por una puerta sin seguridad, fue directo al recinto de los monos ardilla y rompió un par de candados para poder entrar. "Tú intención era capturar uno de los monos y llevárselo a tu novia. Tu intentó no tuvo éxito", aseguro el juez.

"No sé qué pasó en el recinto de los monos, sólo ellos lo saben. Lo único que tengo claro es que por la mañana todos los monos estaban asustados, tu tenías una pierna rota, dos dientes fracturados, un esguince en el tobillo y varios moratones", ha explicado el juez.

Ninguno de los monos decidió escaparse por las puertas que Casford dejó abiertas. Pero los cuidadores del zoo han afirmado que uno de los simios tenía arañazos y un hematoma en su cuerpo y que todos habían quedado quedaron traumatizados por el incidente.

Casford se declaró culpable de todos los cargos y fue condenado a dos años y siete meses de prisión por intentar robar un mono ardilla del zoo.