Liopardo » Ni de coña

SÚPER MAMÁ AL RESCATE

Los increíbles reflejos de una madre al salvar a su hijo de un buen golpe

Esta mujer se sorprende a sí misma de sus reflejos evitando que le caiga un libro en la cabeza a su hijo.

Publicidad

Cuando un hijo está en peligro, los padres sacan su instinto de superhéroes al momento. Son capaces de salvar distancias volando si hace falta con tal de proteger a su pequeño. En el caso de esta "súper madre", parece que ha desarrollado un sexto sentido cuando coge al vuelo un libro que se precipitaba hacia la cabeza de su hijo desde la estantería detrás del sofá y evita que este le golpee directamente. La madre, que se encontraba viendo la televisión con sus dos hijos, vio el reflejo de libro cayendo en la pantalla y, sin mirar, lo coge, sorprendiéndose incluso ella misma de lo que acaba de pasar y explicándole al niño de la que se ha librado gracias a sus reflejos.

Según la Doctora Mercedes Otero Cacabelos, los seres humanos tenemos dos tipos de reflejos que atañen a la conducta, los innatos y los condicionados. Los reflejos innatos no requieren un aprendizaje por parte del individuo puesto que acompañan al ser humano de forma natural desde el momento en que nace, como por ejemplo retirar la mano de un fuego si nos estamos quemando. Los reflejos condicionados, en cambio, son reflejos adquiridos mediante la experiencia de las personas. Este es el caso del suceso del vídeo, que puedes ver arriba. La Doctora Otero cita el experimento más famoso en lo que a estudio de la conducta se refiere: el condicionamiento clásico de los perros de Pavlov, que aprendieron que cuando sonaba una campana iban a recibir comida, por lo que empezaban a salivar de forma involuntaria.

Estos reflejos adquiridos se pueden entrenar y, de hecho, es muy beneficioso para la salud. BBC News recomienda que para mejorar los reflejos lo mejor es empezar por la alimentación, comiendo huevos y espinacas, que estimulan la dopamina y la adrenalina. Por supuesto, también hay que dormir bien, puesto que un buen descanso nos mantendrá alerta cuando estemos despiertos. También es muy importante practicar algún deporte y hacer ejercicios jugando a la pelota, que contribuirá al desarrollo de la visión periférica. Además, jugar a videojuegos estimula la velocidad de reacción a los estímulos, aumenta la sensibilidad al entorno y facilita la toma de decisiones correctas de forma más rápida.

Seguro que te interesa...

"Era como si estuvieran jugando en mi cabeza": El impactante vídeo de una operación cerebral mientras la paciente toca la flauta

Publicidad