Cheyenne y Lucas Kopeschka se acaban de casar en Wisconsin y estaban grabando escenas para el vídeo de bodas. Les estaban entrevistando cerveza en mano mientras hablaban sobre su historia de amor cuando de repente escucharon un crujido.

Miraron hacia arriba y rápidamente se levantaron y corrieron para escapar de la caída de una rama. Afortunadamente sólo sufrieron pequeños arañazos y la celebración pudo seguir adelante como habían planeado.