Un hombre que se encontraba en un supermercado de las islas Caimán durante un terremoto de magnitud de 7,7 que el 28 de febrero sacudió la zona del Caribe, Cuba y Jamaica.

Desesperadamente fracasó en su intento de salvar las botellas de cerveza y las bebidas en la sección de licores de una muerte segura.

 

Su buena intención quedó registrada en el video que grabó una cámara de seguridad a las 14:11, un minuto después de que se registrara ese temblor al noroeste de Jamaica y las estanterías del local empezaran a moverse de lado a lado.

Ese varón intentó evitar el desastre, pero el movimiento se hizo más fuerte, la estructura no soportó el vaivén y las botellas se estrellaron contra el suelo.

VER MÁS: ¡Rescatado!