Los encuentros fortuitos de objetos a veces suelen tener un destino y un fin predeterminados que alguien ha depositado ahí con el objetivo de ser encontrado.

Es el caso de lo que ha sucedido con una botella con un misterioso documento en su interior que ha sido hallada en la costa de la isla de Taiwán.

La botella fue recogida por Jia Qing Huang, residente de la isla de Taiwán (China), que al parecer fue lanzada hace 25 años por una empleada del museo ruso del Océano de Kaliningrado.

Ahora se ha descubierto que la empleada lanzó un total de 175 en una expedición entre 1995 y 1996 por todo el mundo con el objetivo de seguir sus rutas. En total se encontraron 12 en Cabo Verde, Brasil, Australia, Sudáfrica y los Países Bajos, a la que ahora se ha sumado esta nueva.

Pincha en el vídeo para saber más.