Estudiar en una biblioteca requiere especial concentración. Muchas personas dedican amplias horas de su jornada al estudio en dichas instalaciones. Ese era el caso de Dani, alumno de Fisioterapia, quien se encontraba en la Biblioteca de la Universidad de A Coruña sin saber lo que iba a ocurrir.

Mientras mantenía la concentración un poderoso y llamativo objeto desvió su atención. Tuvo que mirar dos veces para comprobar que se trataba de un satisfayer, el famoso objeto de estimulación sexual que otra estudiante estaba cargando en la mesa de estudio.

La situación le provocó asombro y risas a partes iguales por lo que decidió compartirlo con todo el mundo a través de Twitter. En la publicación decía "En la biblio también se puede juntar trabajo y placer".

La foto se hecho viral con 7.400 retuits y más de 32 mil 'me gusta'. Además se han desatado las reacciones al tuit, que han ido desde reproches por el objeto de la estudiante hasta bromas y memes por su uso.