Kyle Mulinder disfrutaba junto a sus amigos de un día despejado en las aguas frente a la costa de Kaikōura, en la Isla Sur, cuando de repente fue atacado por una criatura marina. Mulinder dijo a Seven News que él y sus amigos habían estado viendo una pelea de focas con un gran pulpo cerca de sus kayaks.

De repente, mientras el mamífero intentaba matar al pulpo sacudiendo su cabeza, Mulinder recibió un ataque de ocho tentáculos en la cara. "Lugar equivocado, momento adecuado", bromeó el joven aventurero en su cuenta de Instagram. "El pulpo se quedó en el fondo del kayak durante un tiempo antes de que nuestro guía pudiera quitarlo con un remo y luego se alejó nadando", detalló Mulinder.

Este impactante momento fue captado por uno de los amigos que le acompañaban y en cuestión de días se ha convertido en viral.