Después de ver este vídeo mirarás dos veces antes de cocinar nada en tu horno. Una familia de Carolina del Norte, Estados Unidos, se llevaron recientemente la sorpresa más desagradable de su vida.

A Robert Helm, su mujer Amber y sus dos hijos se les quito el hambre después de lo que vivieron el lunes 30 de diciembre.

Aquella noche habían decidido que cenarían algo sencillo y fácil por lo que optaron por meter una pizza congelada al horno. Lo que no esperaban era lo que vieron cuando empezaron a oler un fuerte humo que venía de la cocina y tuvieron que correr a abrir el horno.

"El horno comenzó a echar mucho humo y les dije a mis hijos que retrocedieran para asegurarme de que no ocurriera un incendio o algo así", dijo Amber Helm. "Miré de cerca y dije '¡Dios mío!".

Aquella noche acabaron cenando fuera y todavía no han vuelto a usar el horno que han limpiado varias veces después de lo ocurrido.

VER MÁS: ¡Menudo susto!