Liopardo » Ni de coña

SORPRENDENTE

Este es el mensaje en una botella más antiguo jamás encontrado

Pese a que la botella no tenía corcho, el mensaje que contenía pudo descifrarse.

Botella [archivo]

Pixabay Botella [archivo]

Publicidad

En enero de 20018, Tonya Illman paseaba por la playa en Wedge Island (Australia), cuando se encontró con un peculiar objeto que flotaba a 50 metros de la orilla: una botella de ginebra que ocultaba un papel enrollado en su interior. La botella no tenía corcho, pero sorprendentemente, el contenido se conservaba. Tras un análisis del contenido se descubrió que no pertenecía a ningún náufrago varado en una isla desierta, sino que se trataba de un experimento llevado a cabo por los alemanes entre 1864 y 1933. Su objetivo era cartografiar los mares y estudiar sus corrientes.

Para ello, arrojaron miles de botellas al mar y, cada una, contenía un papel marcado con la fecha y ubicación exacta del barco en el momento del lanzamiento, el nombre del navío, su puerto base y la ruta que recorría. En el reverso, había un cuestionario que debía ser rellenado por quien encontrara la botella con el día y el lugar del momento de su localización, e instrucciones para enviarlo al Observatorio Naval de Hamburgo o al Consulado Alemán más próximo.

El papel estaba en buen estado, pero la letra manuscrita era ilegible, mientras que los grabados con imprenta estaban mejor conservados. Para ello, Kym Illman, marido de Tonyam, halló la fecha del papel, las coordenadas, la ruta y el nombre del barco.

El buque se llamaba Paula, y el día 12 de junio de 1886, lazó al agua esa botella mientras navegaban la ruta de Cardiff a Madagascar. Para confirmarlo, enviaron el objeto al Museo de Australia Occidental, donde se corroboraron los datos. Además, los investigadores hallaron el diario de navegación de Paula en un archivo alemán, cuya caligrafía se asemejaba al mensaje encontrado.

De las numerosas botellas que se han recuperado, que superan el medio millar, es la más antigua de todas (135 años), frente a la marca anterior de 108 años y 138 días, que pertenecía a un experimento británico. Sin embargo, en esa época fueron arrojadas miles, con lo que aún queda muchas por descubrir.

VER MÁS: Recibe un cachorro por su cumpleaños y esta es su reacción.

Publicidad