Una enorme boa de cola roja y de casi dos metros de longitud se desplomó desde el falso techo hasta la cama de un ciudadano de Pulaski según anunció el Departamente de Convservación Ambiental de Nueva York.

Matt Foster, agente del departamento, fue el encargado de acercarse a la vivienda el pasado 29 de junio después de que un hombre llamará gritando a emergencias para avisar de que una serpiente gigante le había caído encima.

Después de realizar una investigación, Foster concluyó que la boa constrictor de cola roja, de casi dos metros de largo, se escapó de su urna en el apartamento del vecino del piso superior, y, de alguna manera, logró entrar a través del techo, según publica un medio local.