Liopardo » Ni de coña

IMPACTANTE

Esta mujer baja de peso y se lleva la peor sorpresa de su vida al encontrar algo inesperado

Elizabeth Carter, que estaba siguiendo una dieta saludable para perder peso, estaba inspeccionando su estómago cuando notó una enorme masa interna.

Publicidad

Esta mujer se quedó petrificada al encontrar una enorme masa en su abdomen, que resultó ser un quiste ovárico del tamaño de un melón.

Elizabeth Carter, de 30 años, quien está siguiendo una dieta más saludable para perder peso, estaba inspeccionando su estómago cuando notó la enorme masa interna.

A pesar de la preocupación de que la masa pudiera ser cancerígena, resultó ser un quiste de ovario que los médicos pudieron extirpar con seguridad en una operación.

Pero al ingresar a la cirugía, los médicos no estaban seguros de si necesitarían extirpar el ovario afectado o incluso realizar una histerectomía completa, pero afortunadamente pudieron salvar el ovario.

"Había perdido bastante peso debido a mi alimentación y una noche empecé a palparme el estómago mientras estaba tumbada en la cama cuando noté una enorme masa en el vientre", dijo Elizabeth a Caters News.

"Podía empujarlo y verlo moverse, así que tomé un video para mostrárselo a mi familia al día siguiente. Podía sentir que estaba pegado a algo porque tiraba de mis entrañas cuando lo empujaba mucho"

"No tenía idea de lo que podría ser, pero estaba asustado por lo grande y duro que era y pensé que no podía ser algo bueno porque estaba adherido a algo dentro de mí".

La operación fue un éxito

La trabajadora del restaurante de West Chester en Pensilvania, Estados Unidos, fue al hospital al día siguiente para realizarse una tomografía computarizada y una ecografía transvaginal que reveló que la masa era un gran quiste que recubre su ovario derecho.

Los médicos no pudieron tomar una biopsia para confirmar si el quiste era canceroso o potencialmente mortal, ya que las exploraciones revelaron que estaba lleno de líquido que no podían correr el riesgo de que se derramara dentro de su abdomen en caso de que contuviera células malignas.

Elizabeth pasó por el quirófano para investigar el mes siguiente en abril, donde los médicos pudieron confirmar de manera segura que el quiste no era canceroso y extraerlo a través de cuatro pequeñas incisiones en su abdomen.

Tras la operación aseguró: "Fue aterrador ir a la cirugía sin saber si tenía cáncer o no, así que me sentí realmente aliviada cuando me desperté y me dijeron que no".

Elizabeth regresó recientemente al trabajo después de pasar un mes recuperándose de la cirugía. Publicó el video que grabó de la masa en TikTok para alentar a otras mujeres a que se revisen en busca de quistes ováricos y desde entonces se han vuelto virales.

VER MÁS: ¡Doloroso!

Publicidad