Este padre decidió compartir un momento muy especial con su hija recién casada durante su boda: bailar juntos en el convite. No se conformaron con un único baile, sino que realizaron un mash-up con canciones de diferentes estilos.

La pareja comenzó con un estilo tradicional, pero se empezaron a animar y bailaron incluso Beyoncé. El padre, Ian Richards, de 55 años, se hizo con el protagonismo del show, ya que los invitados empezaron a vitorear su nombre. Sin duda, este día será imposible de olvidar para ambos.