Las suplantaciones de identidad o phishing están a la orden del día. Se trata de uno de los mayores peligros que encontramos en las redes sociales hoy en día debido a la absoluta permisividad que damos a los contenidos que publicamos. Fotos, mensajes sobre cómo es nuestra vida, nuestros viajes,… estamos permanente expuestos. Una actitud que precisamente puede ser aprovechada por otros para la apropiación de datos.

Este era el caso que supuestamente estaba sufriendo Nabila, una adolescente indonesia de 16 años. Sus amigos se dieron cuenta de que otra chica se parecía mucho a ella en Facebook, momento en el que corrieron a avisarla del supuesto suplante que estaban haciendo de su perfil.

Cuando fue a comprobarlo, nada más lejos de la realidad. Nabila contactó con la chica por videollamada y certificó entonces que no se trataba de una suplantación sino de una chica muy amable que se parecía bastante a ella.

En un primer momento a ambas les pareció muy extraña la situación por lo que quisieron seguir investigando. En ese contexto Nabila preguntó a sus padres y su respuesta no pudo sorprenderle más. Tal y como sospechaba Nabila, se trataba de su hermana melliza Nadya. Sus tutores le explicaron entones que la difícil situación de sus padres biológicos no permitió hacerse cargo de su cuidado y la dieron en adopción.

 

 

Sin embargo, el shock no terminó allí. Los padres también confesaron que había una tercera hermana implicada, por lo que se trataría de trillizas. En estos momentos todavía no la han localizado por lo que han acudido a programas de televisión del país solicitando ayuda.

 

 

VER MÁS: Dos perras gemelas revolucionan Internet con sus pestañas