Liopardo » Ni de coña

IMPACTANTE

Entró a limpiar una habitación de hotel y se llevó el susto de su vida al mirar debajo de la cama

Una empleada de limpieza salió corriendo al ver al gigantesco animal que acechaba bajo la cama de un hotel en Tailandia.

Publicidad

Un descarado lagarto monitor fue sorprendido durmiendo una siesta dentro de una de las caras habitaciones de un hotel de lujo en el sur de Tailandia.

El reptil de casi dos metros largo fue visto cuando una de los empleadas del hotel entró a la habitación para limpiar después de que los huéspedes se marcharon para pasar la noche en la provincia de Krabi el 28 de abril.

Cuando la limpiadora entró a la suite, encontró al lagarto acostado disfrutando del frío piso de baldosas mientras dormía, así que inmediatamente salió y cerró la puerta atrapando al animal adentro.

La trabajadora dijo que el lagarto podría haber encontrado la oportunidad de entrar a la habitación cuando los invitados se fueron y olvidarse de cerrar la puerta correctamente.

Ella dijo: "La única forma en que pudo haber entrado es arrastrándose dentro de la habitación cuando la puerta estaba abierta. Creo que los invitados se olvidaron de cerrarlo".

"Fue un día muy caluroso. El lagarto podría haber estado buscando un lugar más frío y se sintió atraído por la habitación. Me alegro de que los invitados no estuvieran en la habitación o podrían haber entrado en pánico".

La criada informó al resto del personal sobre el reptil y llamó a los rescatadores de animales para que ayudaran a evacuarlo de la propiedad.

Cuando el equipo entró en la habitación, el reptil se mostró agresivo y se escondió debajo de la cama después de intentar atacar a los voluntarios.

Los rescatadores finalmente atraparon al animal moviendo las camas a un lado y lo colocaron en un saco para ser devuelto a la naturaleza.

Es habitual encontrarse este tipo de animales esconcidos en casas y otros lugares en Tailandia.

Un lagarto arrasa un supermercado

Este es el momento aterrador en que un lagarto monitor gigante arrasó un supermercado y se subió a los estantes en busca de comida.

El reptil de dos metros de largo emergió de un canal cercano y se topó con la tienda 7-Eleven provocando pánico el 6 de abril en Nakhon Pathom, Tailandia.

El personal y los clientes se escondieron detrás del mostrador mientras la bestia se subía a los estantes y arrojaba varios cartones de leche al suelo.

Un dependiente preocupado llamó a la policía que llegó con manipuladores de reptiles para atrapar al feroz lagarto monitor poco después de la hora de la comida.

VER MÁS: ¡Rescatado!

Publicidad