Un hombre de 30 años ha sido detenido en el aeropuerto de Dublín por correr por la pista de despegue para alcanzar el avión de Ryanair que había perdido, según informa EFE. El hombre, junto a una acompañante, había llegado tarde a la puerta de embarque y empezó a alterarse cuando se dio cuenta de que era imposible subirse al avión. Rápidamente se lanzó a la pista de despegue. El chico gritaba al piloto que detuviese el avión, que se dirigía a Ámsterdam.

Tras precipitarse a la pista, el hombre fue interceptado por los empleados de Ryanair y fue detenido más tarde por la policía local. La aerolínea irlandesa informó de que el hombre fue arrestado por "violación de la seguridad en la puerta de embarque" y dijo que ahora el asunto está en manos de las autoridades.